domingo, 24 de enero de 2010

Tú, mi inspiracion



Poesias extraidas del libro “Tú, mi inspiracion” del 2008













Visiones

Cuando en la lejania,
el océano canta
y la foresta baila de vida,
suspendida en el aire brilla tu luz.

Luz que ilumina mi mundo
hecho de fantasias y sueños,
linfa para mi vida preñada
de emociones y travesuras.

Tú coges el mundo en las manos,
lo besas y nacen las estrellas de la noche,
para que mañana
vuelva luz otra vez. 














Es el amor que canta

Escucho la lluvia caer,
entre el mar y la playa,
parece cantar una triste canción
y llorar la nuestra separación.


Miraré las estrellas en el cielo,
en todas veré la cara tuya brillar
y en mis noches solitarias rogaré,
para que me indiquen el camino y abrazarte.

Adiós mi amor, adiós,
yo siempre creí en ti
y siempre te llevaré en mi corazón,
tú llévame en tus sueños y yo regresaré.
















Sólo un sitio

Tan bella y tierna aparenta la mujer mía,
cuando en los ojos la miro,
sensual y caliente la siento,
cuando a ella me acerco.

No se pueden imaginar lo que advierto,
un muchacho vuelvo
y ganas me da de gritar al mundo,
el amor que por ella tengo.

Tiemblo a la idea de perderla,
pero disfruto su presencia
y en mi corazón sólo un sitio tengo,
su sitio y de ninguna más, para siempre.

 
 
 









   
Luna

El mar color de plata y el campo iluminaba,
luz reflejaba la luna, cogida de su padre el sol.
De repente se cansó y mirando hacia abajo,
una idea loca y mentirosa, le paso por la cabeza…

…Esta noche luna no pareces la misma,
como yo estas oculta y sin carisma,
metida en las nubes y llorar pareces,
el amor que ya no me compadece.

Cuando estaba enamorado te veía luciente,
sin arrugas y con una sonrisa radiante,
esta noche me miras sin convencimiento,
aunque siempre tuyo es mi pensamiento.

Esta noche es joven y tú también y linda,
ya no me espera nadie y tú te das cuenta,
tu tono de tristeza me tiene agonizante,
espero sea el momento, no una regla constante.

Mañana ponte alegre, recupera el sentido,
yo espero en ti, para no sentirme perdido,
repetirás el milagro del cielo pintar,
yo esclavo de tu forma de mirar.















Abril

Te dejaré en el mes de Abril,
el mismo mes en que te conocí,
es cambio, es vida, es devenir,
siempre en mi país es el mes de Abril.

Te dejaré en el mes de Abril,
en mi país es el mes más gentil,
por no haber sabido escoger,
la correcta forma de amar.

Pasajeros de un vehículo sin ruta,
aplastados de una carretera bruta,
no quiero ofrecerte mi cuerpo de arruga,
solo la dulzura de una seductora pluma.

Siempre mi sonrisa adelante a mi desventura,
por eso no sentencies mi mental apertura,
siempre me quedaré un muchacho soñante,
convéncete, no perdiste nada de importante.

Te dejaré en el mes de Abril,
el mismo mes en que yo nací,
lentamente así como entré en ti,
no advertirás que me alejé de ti.

Te dejaré en el mes de Abril,
en una noche estrellada de Brasil,
por haber jugado contigo honesta,
como estafador en la mesa de apuesta.

Te dejaré en el mes de Abril,
el mismo mes en que te conocí,
es cambio, es vida, es devenir,
siempre en mi país es el mes de Abril.

 




 
 



 

Una dulce melodía


Este amor que cada día,
me canta una dulce melodía,
tiene voz suave, penetrante y pura,
tiene piernas gruesas y nalga dura.

Mi deseo se murió en una noche de luna,
mi destino era amarte sin mucha fortuna,
el amor desvaneció recién nacido,
en poco tiempo todo estaba perdido.

Tu ser se deslizaba en mi alma,
cuando me hablabas con voz calma,
toda la irritación se convertía en suerte,
cuando cambiaba exhalaba viento de muerte.

Claro puedo escuchar el eco de tus risas,
como mariposas que rozan y dan caricias,
me entró de pronto tu mirada plena de pureza,
tu hablar encantador, a menudo una delicia.

No me arrepiento de todos los momentos,
pasados juntos en los sitios mas distintos,
pero cuando contigo puedo estar,
me trastorno y aparece todo mi malestar.

Pasaron muchos vientos encima de mi bandera,
la vida me reservó muchas pruebas,
arrastrándome y golpeándome fue muy severa,
ahora después de todo bajo esta ladera.

Flor que me golpea nunca te cierres,
flor que me maltrata nunca te entierres,
mujer que más le da y más te pide,
sólo de materia vive.

Mi vida fue suerte y también muerte,
entre tanta gente sólo a ti pude verte,
estarás durmiendo, estarás soñando,
yo escribiendo, estoy suspirando.








  






Amor nunca encontrado

Ella es una romántica señora,
bien vestida y con aire de viejos tiempos,
puesta a hacer la madre
y dejado de soñar el amor demasiado pronto.

En su cara lleva la tristeza,
de un amor nunca encontrado,
su sonrisa no puede ocultar la amargura,
por la suerte que con ella fue muy dura.

La primera vez que la vi fue en un parque,
en un día de media luz de otoño,
con las hojas en tierra y los árboles desnudos,
todo color de ocre cerca de una seca y vieja fuente.

Su hija vestida de pasado como ella,
reflejaba una serena existencia,
porque su madre el dolor escondía,
por el cariño que en su niña tenía.





 © 2010 by Enzo Casamassima. All rights reserved. No part of this document may be reproduced or transmitted in any form or by any means, electronic, mechanical, photocopying, recording, or otherwise, without prior written permission.

1 comentario:

  1. Me gusta mucho como tu escribes. Mateo Morrison. Premio Nacional de Literatura de la Republica Dominicana.

    ResponderEliminar